top of page
Buscar

Consumo de energía en el sector de la construcción

Comprende la energía consumida por un edificio a lo largo de toda su vida útil:

Energía incorporada inicial. La energía consumida para crear el edificio, incluida la extracción, el procesamiento y la fabricación, el transporte y el montaje.


Energía incorporada recurrente. Es decir, la energía consumida en la rehabilitación y el mantenimiento del edificio durante su vida útil.

⚠ Energía operativa. La energía consumida en calentar, refrigerar, iluminar y alimentar los aparatos del edificio.

Energía de demolición: La energía consumida en la eliminación del edificio.




En un contexto doméstico, el consumo de energía suele atribuirse a:

Calefacción, Agua caliente, Refrigeración, Iluminación, Lavado y secado, Cocción y otras cargas eléctricas. Se facilitará la energía suministrada para usos finales en el edificio, como calefacción, agua caliente, refrigeración, iluminación, potencia de ventiladores y bombas. Las demandas de energía son equivalentes a las demandas de carga de las habitaciones respectivas. El Documento de Resultados de la Normativa de Edificación genera resultados sólo para las demandas energéticas de calefacción y refrigeración, excluyendo otras necesidades energéticas del edificio. Las necesidades energéticas de calefacción y refrigeración se ven afectadas por diversos factores, como la pérdida de calor del tejido del edificio, la estanqueidad del aire, el acristalamiento y el sombreado.


Estarían interesados en colaborar en un proyecto piloto con mi empresa? Póngase en contacto con nosotros📧 info@bimproenergy.com

1 visualización0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page